sábado, 2 de enero de 2010

Érase un repaso al 2009


Andaba yo hoy enredando por internet cuando topé con el flog de mi querido Fer y leí una interesante entrada repasando lo que había dado de sí el año. Me ha gustado la idea así que con su permiso (ese que aun no me ha dado) le voy a plagiar de mala manera para resumir este interesantísimo 2009.




Bueno, a comienzos de año me hallaba yo más contenta que nadie con mi encantadora clase de 2º de Bachillerato. El primer trimestre había estado bastante bien y no había rastro alguno de agobios selectivescos. Las clases de arte eran una gozada y en el aula estábamos todos como una pequeña familia de letras, al contrario de como sucedió en 1º. Yo feliz de la vida por poder conocer a Marina Boticario y a Mané en todo su esplendor; por tener al dúo dinámico (Andrea y Elisa) junto a la Resistencia completa, por reencontrarme con mi querido Pablo y su primo, por tener a la simpática Raquel en clase y por supuesto por acabar el Pacheco junto a Ele! El final perfecto!

En Febrero nos fuimos a Salamanca, gran excursión para los artistas especialmente. Por cierto , aquí comenzamos Joaquín y yo a llevarnos mejor y nos convertimos en los "Nuevos compañeros de amistad recién estrenada" Fue el último viaje autobusero con Ele además :'( Los dos meses siguientes fueron etapas de más estudio aunque nunca alcancé un nivel de estrés significativo. Las tardes de estudio de filosofía me las pasaba a base de Scorpions y Wicked a todo volumen en mi cuarto. En Abril nos acercamos a Madrid y pasamos un buen rato haciendo fotazos y visitando museos con los adorables comentarios de Al.B uenos tiempos sí y encima descubrí Perdidos. Para entonces en clase éramos como una piña, quedadas alérgicas en el parque, tardes con calimoxo, estudios conjuntos con la pizarra ... un show vamos.

En Mayo se acabó el sufrimiento pachequero. En nuestro último examen decidimos vestirnos todos de verde y salir de cañas, fue un gran día. Después vino la graduación, una memorable fiesta por todo lo alto donde no faltaron los líos amorosos, los dolores de pies y la consiguiente mañana resacosa esperando nuestras notas. La mayoría saliemos bastante contentos del instituto. Después vinieron las ferias y el estudio para Selectividad que yo pasé sin agobio alguno y con una media más que suficiente para la carrera. Eso sí, la media de selectividad con el tiempo se me olvidará, pero nunca la nota en Historia del Arte.

Y así llegamos a Junio. Mes de feriales, noches con amigos y ... ¡Estudio para el carnet! Fue de lo más surrealista. Sin comerlo ni beberlo me ví con Inés de un día para otro con el librito estudiando a contrarreloj para sacarme el teórico. En Julio viajé a París con madre y brother, un show absoluto. Ataques de risa casi constantes, lugares de ensueño, el escriba sentado, la maldita cola de la Torre Eiffel, el Michael Jackson negro, Josephine angel guardían, los marshmallows ... y el temible aeropuerto de Beaubais. Dos días después de volver, Nes y yo nos presentamos al examen y lo aprobamos con un único y mismo fallo. Buenísimo! Pasamos el verano entre risas, clases prácticas con el coche, grabaciones inacabadas de cortos, pruebas de lentillas, más feriales y amigos.

Hasta llegar a Septiembre. Suspendí el examen práctico y me ví obligada a hacerlo el mismo día que se suponía debía empezar las clases. Por lo tanto me perdí ese primer día en el que todos empezaron a conocerse ... ¡Pero me saqué el carnet! Y me fuí a Badajoz. Me instalé con dos amigos de la infancia y una amiga del instituto, increíble, quién me lo hubiera dicho. Se sucedieron las novatadas, los barriles, las fiestas, fluviales, la pringá, los encuentros con veteranos ... sufrimos el aplastante calor del aula de clase, conocimos a nuestros compis, hicimos trabajos en grupo, grabamos un corto ... y así hasta las vacaciones. Nos despedimos con un examen de historia y una agradable cena a base de sal donde casi muero por exceso de pizza.

He conocido a mucha gente en estos últimos tres meses gracias a la carrera y la verdad es que estoy contentísima. Hay de todo, esa gente que te gusta pero sabes que no estarán ahí más que lo que durará la carrera, esa gentecilla especial que no se parece a nada de lo que hubieras conocido antes, también están las típicas caras desconocidas del aula, los que con el tiempo pueden convertirse en grandes amigos ... De todo vamos. Cuando la Petita Haines me comenta que en su clase son todas chicas y la mayoría iguales no puedo evitar comparar con la genial variedad que comparto yo. Y todo eso sumado a gente que ya conocía y que me encanta poder tener conmigo de nuevo.

Y en Diciembre de vuelta a casa. El final del año ha sido agradable: tuve un gran fin de semana de mercadillo medieval, volví a la infancia con los Moomin, estuve con mis tíos y sus respectivos perros, quedé con mis cacereñas preferidas, y con mis cacereños también, acabé otro corto, fuí mil veces al cine y me ahorré la pérdida de mi abrigo en cierto cotillón jajaja.


4 comentarios:

Nan Gárbel dijo...

JAJAJAJAJA Cena a base de Sal!!! Oh yeah!

Faltarías el primer día pero eso no te ha impedido el darte a conocer! :D

Feliz año, Julipy! ^^

Julipy dijo...

Feliz año Fer!!! :D :D

Tin dijo...

jajaja has puesto LA foto que te encanta de la graduación!!jajaja que bueno. Un año movidito para todos y con muchos cambios, si.

Copus Yas dijo...

hola julipy con tus entradas siempre me parto el culo, tienes unos blogs muy currados, aver cuando quedamos.