sábado, 20 de febrero de 2010

Arrástrame a la cuchara


Hoy he tenido el ... ¿placer?¿honor?¿terror? de ver dos de los documentos audiovisuales más inquietantes del año. Estos dos vídeos tienen en común su extraña mezcla de terror y humor. Empecemos por ...

The horribly slow murderer with the extremely inefficient weapon
(El horrible y lento asesinato con un arma extremadamente ineficiente)

Hace ya tiempo que llegó a mi esta imagen. Yo me preguntaba de dónde podía haber salido una cosa tan temible, pero nunca me puse a investigar acerca del inquietante personaje. Me olvidé del extraño tipo de la cara blanca hasta que llegaron los carnavales y me horroricé al ver a varias personas disfrazadas de negro, con la cara maquillada y una terrorífica cuchara en la mano. Total que hoy comencé una breve investigación para saber de dónde había salido y ... me encontré con esto: ¡¡UN CORTOMETRAJE!!



Por favor, vedlo, no tiene desperdicio. Tiene una fantástica calidad y es de lo más original. Además, lo más importante, pretende ser un corto humorístico pero a mí me llega a acojonar seriamente el asesino de la cuchara. Es impresionante ... and again, and again, and again, and again.

Y ahora, el otro descubrimiento del día:

Arrástrame al Infierno
(drag me to hell)

Este es el caso contrario. Una película que trata de combinar el terror y el humor se convierte en una lamentable comedia casposa repleta de sustos de cajón y situaciones surrealistas verdaderamente asquerosas ¿Qué es lo peor? Que me lo he pasado en grande viéndola. Joaquín ha sido mi compañero de fatigas con esta película. Ingenuos de nosotros nos asqueábamos a los primeros diez minutos de metraje cuando "la mala" de turno se limpiaba un escupitajo en un pañuelo y se sacaba la dentadura en público. Quién nos iba a decir que esas escenitas serían de lo más suave comparado con lo que a continuación nos esperaba.

La escena del coche



Alucinante. Mi cara era un poema, supongo que la de Joaquín también aunque no puedo asegurarlo porque yo me hallaba alucinando. El momento dentadura (2:44) nos dejó tiesos. Pero es que lo de tratar de ... ¿comer? ¿besar? ¿ahogar? a la protagonista con la boca (2:54) ya nos acabó de rematar. Esos cinco minutos desde luego no tuvieron desperdicio ¿Hola? ¡Reglazo en la boca! (3:15) ¿Hola? ¡Dispara la regla! Yo de verdad ... alucinaba. Y ya cuando por fin echa a la vieja del coche y le dice eso de "¡Te gané, mala vieja!" ... por los suelos estábamos. Impresionante. Sin duda "lo mejor" de la película.

Nosebleed
(ver aquí)

Se continuan las escenas surrealistas. Esta vez asistimos además a los peores diálogos del film. La protagonista sufre una repentina y brutal hemorragia en el trabajo y su jefe lo primero que dice es "¿¡Me ha entrado en la boca!?" ... y ella, a corde con su superior, en lugar de sorprenderse por su anormal menstruación bucal se disculpa ante el jefazo ... Trauma in crescendo.

La cabra

Sin duda alguna la escena favorita de Joaquín. Casi al final de la película asistimos a una sesión de espiritismo de lo más paranormal. En ella se suceden varias escenitas reseñables: la canción de la loca, el baile del otro (aquí) ... pero lo más memorable ... la posesión infernal de la cabra ---> No tiene desperdicio.

Hay muchos otros momentos dignos de ver y comentar: el asesinato del gatito a manos de la protagonista vegetariana, el funeral (¡urgh!) el momento yunke, el fauno, digo el demonio, la mosca cojonera, el ojo en la tarta, la desquiciante música, el novio impersonal, el propio final de la peli ... Bueno, es que no os haceis una idea. Hay que verla, eso sí, sin pagar y con amigos para garantizar risas y evitar el sentirse timados por gastar dinero en esto.

La incógnita esencial

Os dejo con un video ilustrativo de mi gran pregunta ... ¡¡¿Qué maldito problema tiene la vieja con la boca de la protagonista?!! Bueno más bien ... ¡¡¡QUÉ MALDITO PROBLEMA TIENE EL DIRECTOR CON LAS BOCAS!!! ¡FETICHISTA DE BOCAS!! Dios mío, si es que es casi pornográfico ... puagh!! Yo hoy no duermo, y si lo hago será con la boca cerrada.

2 comentarios:

Joakin dijo...

No hay palabras, como no las hubo ayer... xD
Me ha encantado lo de "menstruación bucal" ajjajajajjaja

Barber dijo...

Para la próxima, llamadme jajajaja. No quisiera perderme esos momentos que me recuerdan tanto a la grandiosa, única e inigualable película... sí.... es esa... Christina's.... wait for it... house!!! Jajajaja tengo que ver esa película, jamás pagando como bien dices, y lo de la cuchara me ha matado y en serio, el día que menos me lo espere, tendré pesadillas con tal hombre y su cuchara. and again, and again, and again,... jajajajaja.

Saludos!