jueves, 19 de julio de 2007

"El asesino es ... el motero con tatuajes"

Ayer me superé nuevamente y ví la peor película de la historia ... mira que podíamos haber entrado en la de "28 semanas después" que no sería nada del otro mundo pero seguramente mejor que el bodrio que nos tragamos ... o volver a ver "Harry Potter" ... pero noooooooo Harry Potter no ... y no quedó otra que entrar a ver Zodiac.

Zodiac ... una interesantísima película basada en hechos reales ... ¡¡Lla película más coñazo y con menos suspense que he visto en muchísimo tiempo!! Con un protagonista que empieza a investigar en serio a la hora y media de película, con unos personajes principales que daban pena y con un maldito final en el que te hacen leer para descubrir que el caso sigue abierto y te has tragado 3 horas de película en las que no sucede absolutamente nada!!!!!!!!!! ¡Juro que habría sido capaz de ver Saw antes que esto! Y para colmo ... la gracia que tenía ver Zodiac ... era una gran mentira del cómico suicida ...


Ya se que esta entrada es una mierda pero ... tenía que canalizar mi ira asesina ... por cierto, si tenéis enemigos ... recomendadles esta película por favor ... [creo que me voy a poner Silent Hill para olvidar esto]

1 comentario:

Irene dijo...

jajajaja estoy totalmente de acuerdo contigo julipy, yo creo q es la peor pelicula que he visto en el cine, no lo he pasado peor nunca.Cuando lleva dos horas de pelicula y estas pensando bueno a ver cuando acaba...ENTONCES EMPIEZA A INVESTIGAR!!!y ya piensas por lo menos queda media hora...lo pase mal y si no que te lo diga ele jajaja. Y encima todos los personajes eran tontinos, y investigaban con las letras de las cartas sin pensar que las cartas podian estar escritas por otra persona, en fin...Y para colmo al final dices mira ya lo tienen y se acaba y te dicen que no que al final no consiguieron nada de nada. Conclusion que te has tragado 160 minutos de pelicula en la que no pasa nada, una digna de estar entre las de la siesta de la tres de los fines de semana. No se la recomiendo a nadie, una perdida de tiempo.