miércoles, 7 de marzo de 2007

Sierra Nevada 07


¡¡Menudo viaje!! ¡Qué de fotos! Cuantísimas risas! El viaje de ida no se nos hizo tan largo como otros que hemos hecho, nos pusieron una infumable película de la locura de un rey y pude ver a Jara convertida en una especie de vieja con unas gafas horteras y una palestina en la cabeza. Ella misma se encargó de amenizar el viaje con unas canciones de lo más interesantes, entre ellas la de Drácula o la de los Fresones Rebeldes.


(Jara! Guapísima!)

En fin, llegamos al hotel (por delante bastante vistoso y por detrás un completo puticlub) donde pudimos flipar con la horterada que nos rodeaba ... ángeles por todas partes, camareras tétricas, una extraña obsesión por los cristales, teléfonos cortados y un "simpático" director del hotel "cariñosamente" bautizado como Gordo Cabrón. Dicho personaje nos mantuvo todas las noches en guardia preparados para cualquier emboscada o entrada repentina en las habitaciones gritando que nos echaría y nos pondría una denuncia.


(a que no puedes aguantar las ganas de venir?)

Cuatro días enteros de esquí y snow a lo loco probando telesillas, pistas nuevas y distintos grupos para bajarlas. En un principio Elena Tapia, Inés y yo nos unimos como las avanzadas de las principiantes pero finalmente fuimos Elena F. y yo las que acabamos bajando juntas y afónicas las pistas del último día (con la consecuente parada en una farmacia para "curarnos" la voz) Estamos de acuerdo en que el mejor monitor que tuvimos fue Fernando, el del último día, que nos divirtió con sus tonterías, se hizo fotos y nos alegró las últimas bajadas.


(Aquí con Fernando)



(el primer día)

Durante estos cuatro días con tardes libres visitamos la Alhambra (a gran velocidad), nos fuimos de fiesta (momento en el cual yo perdí la poca voz que me quedaba) a la bolera (nos tocó volver al hotel en 8 taxis) y claro, no podían faltar las noches en el hotel.

  • Primer día: celebrando el cumpleaños de Elena, más de catorce personas en una habitación con la consecuente cólera de Gordo Cabrón. No escarmentamos y acabamos unos cuantos jugando al twister en las terrazas ... horas después caímos en que estaban buscando a Vicky y ella estaba con nosotras en la habitación con María.

  • Segundo día: volvimos de salir a dar un paseo y ése día más o menos tranquilos decidimos dormir ... pero nooo porque para eso estaba Gordo Cabrón gritando a Vik que "él no quería frescas, que estaban en un hotel, no en una cuadra"

  • Tercer día: la gente pretendía dormir ... pero noooo porque en nuestra habitación montamos una comuna jugando a las cartas y finalmente Xavi y Vicente se quedaron sin poder entrar en sus respectivas habitaciones y tuvimos que dormir 5 personas en tres camas.

  • Cuarto día: este día no se duerme ... y eso habría hecho yo ... pero claro, afónica como estaba, algo tendría que dormir, y aunque parece poco, muchos habrían dado lo que fuera por dormir al menos eso.

Como no quiero alargarme mucho escribiré rápidamente algunos de los mejores momentos: Super Mario Bros, "Ojalá te rompas una pierna", El Diario de Patricia, "Yea Yea iiih!", la película del payaso, Informativos Telepepe, Zagal, sacando cosas tétricas del hotel y del Gordo Cabrón, la primera subida en telesilla con Neftalí, el perrito adorable, Fuente Bixa y por supuesto la noche con Vicente y Xavi jajaja


(Nuestos compañeros por una noche, aunque falta Ele en la foto)

1 comentario:

Julipy dijo...

Venga, esto es muy triste, me estoy poniendo un comentario para que Marina aprenda ...